.



























.



«Y ahora, por Dios, nada de imprecisiones,
el viento,
sobre la mesa revientan espumas, los muros no existen,
el viento».

-Enrique Molina-
.













.

ABRIGO ROJO

A DIARIO

El Laberinto

viernes, 31 de agosto de 2012

FRÍO

.



.
FRÍO












   El reflejo de la luz en la esquina no es menos frío que el último amanecer, no es menos frío que la mirada última sobre la esquina cuando quisieras no haber nunca olvidado esos instante.


El chorro de luz resiste, moribunda, porque hay tal exceso de ausentes que es imposible no verlos sin poderse extinguir.


Sobre las tres de la madrugada ya empiezan a desaparecer, congelándote el alma con su presencia, anticipándose para siempre a la calle lavada cuando se marcha de la oscuridad. Yo nunca he podido mirar esas aceras sin filiación, sin edad y sin ruidos. Del otro extremo del campo los cuerpos vivos les ofrecen una rendición, pero la esquina, los postes, las nubes mercenarias, nada más creen en el frío.























No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...